Látex bfetichismo dominatrix latex en Barcelona, fetish latex

"El látex intensifica el tacto. Siento como se calienta mi carne y se pega a mi cuerpo como un envoltorio exótico"
Dominatrix en barcelona
abrilgi3lletres_edited.jpg

Enfundarse en látex es lo más cerca que puedes estar de ponerte una segunda piel. Es tan apretado que tienes que aplicar lubricante para ponerlo. Es como la propia carne. Se enfría y calienta con el cuerpo. Se aferra de una manera extremadamente íntima, la sensación es como ser abrazado. Es una caricia reconfortante como una cura de descanso.  En definitiva... te hace sentir bien.

También puede ser físicamente restrictivo, lo que algunas personas les hace sentir mejor con los juegos, a menudo porque también se sienten atraídos por el bondage.

La constricción del látex no solo aumenta la sensibilidad física, sino que aparentemente también hace que tu cuerpo sea ultrasensible a la temperatura. Entonces, a medida que las cosas comienzan a calentarse, tu también lo haces.

A muchos, el látex los hace sentir desnudos con las prendas como una segunda piel, lo cual es excitante. Otros disfrutan de la rigidez del látex y practican una forma de esclavitud, dominación y sumisión mediante el uso de ropa y dispositivos de látex mientras disfrutan de sentirse confinados y atados con látex.  Algunos también encuentran que el aroma del látex es un excitante erótico. 

La ropa de látex es una excelente manera de sentirse empoderado o sumiso, dependiendo de tu situación.